El valor de la verdad

Viernes 15 de Noviembre del 2019

Hace unos días, la ministra de Economía, María Antonieta Alva, hizo una afirmación en una entrevista que ha dejado escandalizado a un sector de nuestro país. Dijo: “El problema del Perú es que todavía la gente no vale lo mismo”.

Aunque creo que el problema con aceptar como verdad esta sentencia es que toca la columna vertebral del pensamiento político que gira en torno a que todos podemos ser una especie de copias idénticas, carentes de iniciativa propia, opiniones o preferencias, el tema de fondo es que vivimos en un tiempo en que la verdad tiene un valor tan insignificante que estamos acostumbrados a que ella sea solo lo que nos gusta escuchar o la que nos permita creer alguna cúpula de poder.

Al escuchar esta frase e intentar entenderla, recordé un término de economía de la salud que permitiría explicarla más objetivamente: el Valor Estadístico de la Vida (VEV), que puede entenderse como la cantidad de dinero que estaría dispuesta a pagar la población para conseguir una reducción del riesgo mortal. Es decir, se valora la vida humana mediante el Valor Estadístico de la Vida para realizar los análisis de costo-beneficio de las políticas de reducción de la mortalidad. Por ejemplo, cuando se tiene que decidir si debo realizar una política pública de salud, debo asignar un valor a la vida y un costo a la situación para aprobar o negar la política pública. Cuando se decide si se fabrica o no una medicina para sanar un tipo de enfermedad, no dude de que se realiza un análisis donde hay que asignarle un valor a la gente. Y así podríamos seguir para todo lo que se le pueda ocurrir, siempre obteniendo diversos valores.

El martes 5 tuvimos en la Red Peruana de Negocios la visita de Maria Isabel León Klenke, presidenta de Confiep, para hablarnos de las perspectivas de los negocios en el Perú y el compromiso que debemos asumir los empresarios para sacar adelante a nuestro país sin olvidar que somos parte de una sociedad que necesita compartir los éxitos y comunicar a la población las cosas buenas que se hacen.

Comunicar para un empresario es decir la verdad. Digamos lo que realmente pensamos y dejemos de aceptar lo políticamente correcto como verdad. Solo así nuestro Valor Estadístico de la Vida, si bien no será igual, sí será mayor para todos los peruanos.

Sandro Stapleton – Business Broker de la Red Peruana de Negocios (RPN)

Lea la noticia completa aquí.